Por: Fernando Gutiérrez Coto.

En su venta de verduras y frutas Hernández que se ubica frente al estadio “Quincho” Barquero, Rafael Castillo Solano, de 68 años, sueña todos los días con la posibilidad de viajar a México, a conocer la tumba donde yace el ídolo de la canción y cine mexicano, Pedro Infante.

Pero este anhelo de Castillo lo alimenta desde adolescente, al igual que con paciencia ahorra unos “cincos” para algún día irse a cumplir su sueño.

“Desde chiquillo, crecí viendo sus películas de las que tengo algunas en vídeo  y muchos discos de consola y también compactos”, dice orgulloso Solano Castillo, quien de agricultor en el Valle de Ujarrás, pasó a instalar su tramo  de frutas,  en el distrito de Llanos de Santa Lucía.

Mientras vende se le puede oír tarareando canciones del “inmortal” Infante y un cuadro del artista pende en el sector central de su expendio.

“Viera que mi sueño es ir a México, al Distrito Federal, a conocer la tumba de Infante, he tratado de ahorrar, pero la situación está dura para costearme el  pasaje, pero no pierdo la esperanza”, dice.

Su canción preferida es “Las chorreadas” y la película predilecta: “Nosotros los Pobres”.  Nunca se ha montado en un avión, pero no les tiene miedo, “por conocer la tumba del hombre  se me quitaría cualquier temor”.

Casado con Flory Hernández y con tres hijas, don Rafael  revela que procede de la familia del Benemérito de la Patria, Florencio del Castillo, “nosotros somos ujarraceños, igual que don Florencio, una vez me invitaron a un actividad alusiva a Florencio, por lo que tuve que ir “bien catrineado”.

Del Castillo hizo una gran labor educativa y espiritual en México, pero a éste su familiar, sólo le bastaría estar un momento, frente a la tumba de Infante.

 

 

Or at least http://besttrackingapps.com/ maybe with a little tinkering, but not too much

Suscríbete y recibí nuestras noticias

Recibe las últimas noticias de Brujos Paraíso

¡Tu suscripción ha sido exitosa!!