Por: Fernando Gutiérrez Coto.

Hace más de un año, el Presidente Luis Guillermo Solís, en la “noche de los faroles”, en Cartago, entregó al Presidente de la Asociación de Desarrollo de Cachí, poco más de 100 millones para que esta comunidad comprara un lote para la construcción de un centro de adulto mayor y otro para el cuido de niños.

Hasta allí todo bien. Luego se realizó la compra del amplio terreno a la familia Guzmán y todo parecía que iba “viento en popa”. Pero al intervenir la municipalidad, a la que por ley se le debe traspasar los terrenos, empezó el “calvario”.

Esto debido a que el alcalde Marvin Solano y parte del Concejo, dijeron que no tenían dinero para realizar el traspaso y que éste tenía un costo  alrededor del millón de colones, pese a que para otras actividades festivas y hasta banales sí hay.

Entonces, para aligerar este proyecto que tanto ansía mi pueblo, la asociación se enjaranó con un préstamo de un millón de colones para el susodicho traspaso, deuda que se magnifica, con el costo de los intereses.

Y aquí viene lo inaudito, incomprensible e injusto, para decir lo menos: el presidente de la asociación y compañeros  idean organizar una cabalgata el próximo l5 de noviembre, con la esperanza que este evento les depare el millón de colones que deben.

Cómo es usual en esta actividad hípica, la mayoría de caballistas acompañan el almuerzo con una cerveza, por lo que los dirigentes cachiceños, le piden al Concejo su autorización para una patente de unas horas para expender es bebida.

¡Insólito! El Concejo la niega invocando llenar trámites burocráticos que traen más gastos y desesperanza a Alejandro Miranda y compañeros de la asociación.

O sea,  no aportan el millón de colones para esa transferencia y  niegan la patente que le permitiría a la asociación llevar más recursos para pagar lo adeudado. Cómo dice el refrán, “NI RAJAN LEÑA NI PRESTAN EL HACHA”.

Y aún hay más. Tampoco el Alcalde Solano ha sacado a licitación la construcción de estos centros de beneficio social, para los que el IMAS, ante gestión del diputado Jorge Rodríguez, asignó 150 millones para el Cecudi y l00 para la niñez cachiceña.

En Cachí debe compactarse un movimiento comunal al que nos integraríamos, para exigir, la elaboración de estos carteles porque la paciencia tiene su límite.

Auch hier werden die atome durch bindende elektronenpaare zusammen seminararbeit ghostwriter kosten gehalten

Suscríbete y recibí nuestras noticias

Recibe las últimas noticias de Brujos Paraíso

¡Tu suscripción ha sido exitosa!!