Por: Fernando Gutiérrez Coto.

Los niños de la comunidad de Alto Pacuar recibieron en esta Semana Santa botas de hule y muchos útiles escolares. Esto debido a que el misionero paraiseño, Ronald Serrano Sánchez, frecuenta la zona y porque además pertenecen a la Diócesis de Cartago.

Según Serrano, las botas son necesarias porque son el calzado idóneo para esa zona agreste y, los útiles, porque ya estaban escaseando en la escuela Jekui.

Ronald fue ordenado como primer misionero laico del país, por el entonces Obispo de Cartago, Francisco Ulloa, y ha tenido el apoyo en su labor pastoral del nuevo Obispo, el paraiseño Mario Enrique Quirós, ambos graduados del Liceo de Paraíso.

Ya la figura de este evangelizador es común entre las montañas de Chirripó, región Turrialba, pues lleva 10 años en esa misión.

“Mi labor no sólo está enfocada en lo espiritual, sino, también en hacer valer la dignidad humana y cultural de nuestros hermanos indígenas y gestionar ayudas necesarias para solventar las necesidades socioeconómicas que son muchas en esta región”, dijo Serrano.

Cómo las anteriores Semanas Santas, ya Serrano también participó para convivir con ellos, en la capilla que están construyendo en honor a la Virgen de Los Ángeles, la primera en territorio indígena.

Suscríbete y recibí nuestras noticias

Recibe las últimas noticias de Brujos Paraíso

¡Tu suscripción ha sido exitosa!!