Por: Fernando Gutiérrez Coto.

El Obispo saliente de la Diócesis de Cartago, José Francisco Ulloa, acompañó por novena y última vez con ese rango, a la Virgen de Ujarrás en su tradicional romería el pasado domingo 23 de abril y, esa identificación con los paraiseños hizo brotar aplausos de los romeros que acudieron a misa, cuándo el párroco Donald Solano recordó ese hecho.

A la vez Solano agradeció la confianza que por l0 años le ha tenido Ulloa, para dejarlo como párroco en Paraíso y “me dio la posibilidad de iniciar el proyecto del nuevo templo que va muy avanzado”.

Emocionado por el cariño que le mostraban los feligreses paraiseños, Ulloa, comentó que “cómo tengo que desocupar la Casa Obispal, ahora viviré en una casa alquilada por la Diócesis y pensé que iba a dormir en  colchoneta pero la bondadosa parroquia de Paraíso, me ha regalado una linda cama y mesita de noche, lo que les agradezco mucho”.

Solano intervino y le dijo  que así se acordará siempre de sus fieles paraiseños que le agradecen su identificación con la romería y la Virgen de Ujarrás.

El jerarca católico dijo que pese a su retiro por edad del Obispado, donde estuvo l0 años entre Limón y l2 en Cartago, siendo el primer Obispo en ambas provincias, seguirá en su función pastoral y en las labores que le asigne, el nuevo Obispo de la diócesis cartaginesa, el paraiseño Mario Enrique Quirós Quirós.

Un cerrado aplauso y mantas donde le agradecían su gestión eclesiástica, cerró este capítulo para Monseñor Ulloa.

Suscríbete y recibí nuestras noticias

Recibe las últimas noticias de Brujos Paraíso

¡Tu suscripción ha sido exitosa!!